lunes, 26 de julio de 2010

COMO DIBUJAR LA FIGURA HUMANA



Cuando nos disponemos a aprender a dibujar figura humana lo principal son las proporciones del cuerpo, para lo cual se emplea la cabeza como unidad de medida.
La cabeza cabe 8 veces y 3/4 en la altura total del cuerpo. El cuello erguido mide entre 1/4 y 1/2 cabeza.
La parte anterior del torso tiene 3 cabezas de longitud, abarca desde los hombros (una línea horizontal trazada por los hombros) hasta el arco púbico. El dorso se divide en tres secciones, la primera llega de los hombros a la base de los bíceps, la segunda hasta el ombligo, y la tercera hasta el pubis.
La parte posterior del torso mide 3 y 1/2 cabezas hasta la línea inferior de los glúteos. .
El brazo mide 2 y 3/4 cabezas, desde el hombro hasta la muñeca. La línea del ombligo coincide casi con el codo.
La mano mide 3/4 de cabeza. Con lo cual, la longitud total del brazo llega a 3 y 1/2 cabezas. .
La pierna mide 4 cabezas de largo y comienza a la altura de la muñeca y llega hasta el tobillo. La parte media de la pierna coincide con la rodilla.
El pie tiene una altura de aproximadamente 1/4 de cabeza desde el tobillo hasta el suelo. El largo es variable. .
Con estas proporciones, podemos trazar un esquema de la figura humana.


Técnica para dibujar figura humana
Luego que tenemos las proporciones marcadas en una línea vertical, podemos comenzar a trazar figuras geométricas que envuelvan las distintas partes de la figura humana. La cabeza tendrá forma de huevo invertido, más o menos ancho, según se trate de un hombre o mujer. El cuello será un rectángulo, más fino para las mujeres. El torso es un triángulo invertido, con la base más ancha para los hombres. La cadera es otro triángulo invertido más pequeño, que será de base mayor en las mujeres. Las piernas nacen en los lados del triángulo. Los brazos nacen en la articulación de los hombros.
Es de mucha utilidad para dibujar la figura humana, conocer de anatomía, y podemos ayudarnos con láminas de anatomía humana.
Para dibujar figura humana hay muchas técnicas quepodemos emplear, las realistas, caricatura, animé, etc., todo depende de nuestras habilidades y del tipo de dibujo que deseamos. Además de las nociones de anatomía necesarias para dibujar figura humana, es necesario conocer las posiciones que puede adoptar el cuerpo, para esto resulta una valiosa ayuda dibujar esquemáticamente el esqueleto del personaje, eso también sirve de soporte a la figura humana y facilita la tarea de adjudicar las proporciones a las diferentes partes del cuerpo. .
Cuando tenemos la figura humana completa, recién comenzaremos a agregarle los detalles (vestimenta, rasgos faciales, etc).

GRADO OCTAVO:
ROSTROS HUMANOS PASO A PASO. HAS CLIC EN LA SIGUIENTE DIRECCIÓN:

http://www.scribd.com/doc/7223856/Proporciones-Rostro-so-a-Paso/


PUEDES COMPLEMENTAR LA ANTERIOR INFORMACIÓN LEYENDO:
TUTORIAL DE DIBUJO:
DIBUJAR EL ROSTRO HUMANO.

Presentación.

Todo aquel que disfrute dibujando y esté en esa fase de comienzo por la que todos hemos pasado, sabrá por experiencia que el retrato es una de las tareas más incómodas a la que uno puede enfrentarse, pues no ya solo es difícil el conseguir el parecido de la persona, sino que es difícil desde el comienzo el encaje de los distintos elementos del rostro: ojos, nariz, boca...

La causa de estos problemas es fundamentalmente el no saber donde se deben colocar dichos elementos y se suele hacer un poco "a ojo"; ello suele traer como consecuencia el que el rostro que dibujamos adolece ya desde el principio de una serie de fallos -bastante importantes en muchos casos-, como el aparecer un ojo más alto que el otro, una desviación importante en los dos globos oculares, una distancia equivocada entre nariz y boca...

No suele conocerse que existen unas importantes reglas que sería necesario seguir a la hora de esbozar un rostro humano. Efectivamente, estas normas te van a evitar más de un disgusto cuando inicias el dibujo de una cara; nada menos que te ván a garantizar que cada elemento de ese rostro estará ubicado donde le corresponde. Luego ya es otra historia el conseguir el parecido, porque ahí tan solo existe la facilidad de cada uno para "saber ver".

Como ves, una vez hayas comprendido las reglas de que te hablo y las apliques correctamente en tu futuro retrato, vas a disponer de una serie de "guías de referencia" en Dibujo que una vez trazadas te permitan como en un sencillo juego de niños, encajar cada una de las partes de ese puzzle que es el rostro de las personas. Tendrás así una buena parte de la batalla ganada ¿no te parece?, digamos que jugarás con ventaja en este tipo de dibujo.

Las proporciones en el rostro.

Cuando uno se decida a dibujar (o pintar posteriormente) el retrato de una persona, lógicamente una de las cosas fundamentales será el conseguir el parecido de esa persona pero no menos importante será el partir de una buena base en cuanto a las proporciones en el rostro que se vá a dibujar.

Yo voy a dar unas fórmulas para llevar a cabo en el “encaje”, que son inherentes a todas las personas (excepción hecha del rostro de un niño, como veremos), y que deberán tenerse en cuenta siempre, ya que de lo contrario ese rostro tendrá necesariamente imperfecciones en su resultado final (dibujo o pintura) puesto que el realizar esos encajes “a ojo” es sumamente difícil, salvo que se sea un artista consumado en este tipo de trabajos y salga todo a la primera.

Se puede afirmar que el rostro puede encajarse en un rectángulo que tendrá una proporción de 3,5:2,5 partes, siendo la medida base de la que partiremos la de la frente que corresponde exactamente desde el nacimiento del pelo en la cabeza, hasta la altura de las cejas.

Supongamos que la altura del rostro de la persona a pintar es de 10,5 centímetros, en la proporción del rostro a lo alto, como son 3,5 partes, divido 10,5 : 3,5 = 3 cm . (que será la “medida base” que recordareis era la medida de la frente); así que se marca a lo ancho y como habíamos visto que eran 2,5 veces la medida de la frente: 2,5 x 3 = 7,5 cm . dará las referencias suficientes para dibujar el rectángulo que tendrá 10,5 cm de altura y 7,5 cm . de anchura.

Ahora se divide tanto a lo alto como a lo ancho por la mitad, lo que dará unas líneas que serán importantes pues la vertical,dará justo el eje de simetría del rostro, y la horizontal marcará justamente el lugar donde acabará la altura de los ojos.

Al rectángulo original se le añade ahora un montón de referencias más en el momento en que se procede a dividir tanto el alto como el ancho en sus 3,5 y 2,5 partes respectivamente, por lo que salen una serie de líneas o “puntos de referencia” que explico: primero de arriba abajo la primera línea verde que encontramos nos va a indicar EL NACIMIENTO DEL CABELLO, la segunda que encontramos será la que nos marque la PARTE SUPERIOR DE LOS OJOS, además en su prolongación nos indicará la PARTE SUPERIOR DE LAS OREJAS, y seguimos hacia abajo con la línea del eje que ya vimos por lo que pasamos a la siguiente que nos dará la situación de la BASE DE LA NARIZ.

En cuanto a las verticales y de derecha a izquierda, tendremos la primera de ellas que nos vá a decir donde empieza EL OJO de la derecha según lo miramos (su arranque cerca de la nariz) y asimismo nos dá la anchura por su derecha de LA NARIZ ; luego viene el eje de simetría vertical que ya vimos, por lo que la siguiente vertical nos dará justamente el final del ojo de la izquierda.

Ahora solo faltaría dividir por la mitad (a lo ancho) la última parte inferior para que tuviésemos la BASE DEL LABIO INFERIOR.

Así tenemos un encaje perfecto, con un número de referencias que parece abrumador en principio, pero que cuando se acostumbren a efectuar encajes para dibujo del rostro, los sacaran enseguida porque la mecánica es siempre la misma.

No quiere decir que esto sería un encaje para “la persona ideal” pero la práctica hará ver que es muy difícil hallar el rostro ideal, ya que alguno presentará una ligera desviación del tabique nasal, otro una diferencia en la altura de los ojos o cejas…., enfín, pero es mucho más sencillo desviar a derecha o izquierda un poquito el tabique nasal pero cuando se dispone una referencia clara de donde vá ese tabique ¿verdad?.

Las referencias obtenidas son importantísimas y el dibujar el rostro es un “juego de niños”.-Ahora bien, el conseguir el parecido con el modelo ya es otro cantar y es ahí donde interviene la habilidad del artista en conseguir plasmar ese gesto, esa mirada…

Había quedado pendiente la explicación de la forma en que podríamos actuar para conseguir “encajar” el rostro de una persona, esta vez en la vista de perfil, y vamos a seguir con las mismas referencias que poníamos en la vista de frente, es decir, habíamos quedado en que dábamos una medida de 3 cm . como referencia de la altura de la frente.

En la vista de perfil podemos establecer que la cabeza se inscribe en un cuadrado perfecto que tendría tres veces y media de alto por tres veces y media a lo ancho (siempre tomando como módulo la altura de la frente),sale entonces un cuadrado con 10,5 cm de lado (3+3+3+1,5). Sólo resta dividir a lo alto para indicar: el nacimiento del pelo, la altura de las cejas, el nacimiento de la nariz, la situación de la boca y la oreja.

como veis guarda perfectamente las proporciones, solo se necesita la habilidad de cada uno para conseguir los parecidos, pues por muchas referencias de que dispongas, en definitiva se tratará de sacar el parecido de la persona; aún así, es fundamental antes de sacar ese parecido, saber encajar el rostro para que las proporciones “no canten mucho”.

Hay que tener en cuenta que estas referencias valen también para el rostro de la mujer, pero hay que acostumbrarse a tener en cuenta en este caso que la cara de una mujer es más pequeña, además los ojos serán algo más grandes y en cambio la nariz y la boca algo más pequeñas, y por supuesto que la mandíbula será menos marcada y angulosa que en el hombre.

Y donde el canon no se corresponderá desde luego es en el dibujo de caras de niños, pues en este caso puede decirse que la altura será de cuatro frentes, mientras el ancho será de unas tres frentes

Encajar y dividir la cabeza en diferentes posiciones.

Vamos a ver ahora como se puede dibujar la cabeza en cualquier posición que se nos ocurra, sin más que hacer uso de la esfera, óvalos, rectas…y echarle algo de imaginación y sentido espacial.

El cráneo por su propia anatomía se puede encajar dentro de una esfera, esfera que se verá afectada por la unica parte del cráneo que no está dentro de ella, y es la mandíbula que quedará aparte y en su vista de perfil algo inclinada con respecto al eje de dicha esfera.

Una vez sabido esto, y que además la parte donde van las orejas es una achatamiento de la repetida esfera, podemos pasar a explicar como se realizaría el boceto previo para pintar cualquier retrato y en cualquier vista que se nos antoje.

Deberemos tener en cuenta por supuesto, lo ya aprendido sobre las proporciones del rostro donde veíamos que se dividía en 3 partes y media, una parte íba desde el mentón a la base de la nariz, la otra desde aquí hasta la zona de las cejas y la tercera desde esta hasta el nacimiento del pelo, quedando la media parte restante para indicar el espacio entre el nacimiento del cabello y la parte superior craneal.-Teniendo esto claro, comenzaremos por realizar un círculo que obviamente deberá en la realidad ir acorde con la medida total que deseemos darle al retrato.

A continuación dibujo el eje de esa esfera, que lógicamente deberá tener la inclinación que queramos darle a la cabeza a dibujar; esta podrá ir girada hacia cualquiera de los lados, hacia arriba, hacia abajo…nosotros decidimos.
viendo como ya en un primer tanteo, situamos perfectamente el eje de giro de la esfera y por tanto el eje de la futura cabeza.-Procedo ahora a situar unos meridianos en dicha esfera, y además el ecuador de la misma (recordar que los meridianos son líneas imaginarias que unen ambos polos de la esfera, y el ecuador es la linea imaginaria que divide horizontalmente a la esfera en dos partes iguale.

Una vez que tenemos realizado el dibujo, tendremos que prolongar el meridiano que servirá de eje de simetría al rostro, en una recta paralela al eje de la esfera, y al mismo tiempo dibujar los dos “achatamientos” que habíamos comentado, y que corresponderán a la ubicación de ambas orejas,
Ahora tomando como punto de partida el eje de la esfera, vamos marcando esos puntos de referencia tan importantes: el centro de la esfera servirá para trazar desde allí una perpendicular al eje, que cortará a la esfera en un punto donde se situarán las cejas; y desde ese centro de la esfera, pues ya sabemos, una parte hacia abajo, que tras proyectarla nos dará la situación de la nariz, y la segunda parte hacia abajo que al proyectarse dará la situación del mentón o barbilla.-Y ahora, partiendo del centro de la esfera hacia arriba marcamos otra parte que en su proyección nos marcará la zona donde nace el cabello, y enfín, la última parte inferior si se divide en dos partes, esa zona media marcará la ubicación de la boca.

Al final, tendríamos las marcas suficientes como para dibujar el rostro de la persona, a la que además tendríamos que dar el parecido (ahí ya no puedo intervenir, porque eso dependerá ya de cada artista y su facilidad para conseguirlo.

Con este sistema vas a conseguir dar a la cabeza una inclinación “creíble” y además con las proporciones correctas.Practícalo las veces que haga falta hasta que domines el método y verás como a partir de ahora te será mucho más sencillo.

Dibujo de los ojos en el rostro.

Los ojos se encuentran aproximadamente en el centro de la cabeza, y recordareis que en las divisiones decíamos que se podían realizar unas marcas (3 veces y media el módulo de la frente) y que una de esas marcas indicaba el lugar donde se situaban las cejas; pues es justo de bajo de esa marca donde se ubicarán los ojos, que siempre estarán alineados simétricamente.
Debemos tener en cuenta también porque es muy importante (y causa de un error muy común), que los ojos deberán siempre tener un movimiento perfectamente coordinado, como si estuvieran sujetos en un eje imaginario que no les permitiría moverse más que como he dicho, de forma coordinada.

Si ahora quisiera realizar un giro de los mismos hacia arriba y una determinada dirección, necesariamente habría que imaginar ambos ojos realizando el mencionado giro, pero siempre sin olvidarse del “anclaje” al eje y de la simetría total de ambos ojos, y completa coordinación en los movimiento.
Se debe tener en cuenta que cada ojo en realidad tiene un tamaño considerable, en contra de la creencia general de que son pequeñitos (puesto que vemos en el rostro una mínima parte de ellos), y este error común suele llevar a pintar los ojos demasiado pequeños dentro de las proporciones generales del rostro, lo que hace que enseguida “canten” ese error.

Debe prestarse mucha atención al dibujo del ojo en sí porque es el rasgo más característico de la persona, así que nunca se logrará el parecido si los ojos no están bien ubicados y dibujados.-Se suele prestar más atención al dibujo de las cejas y los párpados cuando estos son elementos accesorios que ayudarán al parecido pero SIEMPRE QUE SE DIBUJEN BIEN LOS OJOS.

Otro problema que se suele plantear a la hora de dibujar el ojo, es cuando hay que representarlo en escorzo (cualquier posición que no sea la frontal), pero todo será mucho más fácil si pensamos siempre que cada ojo es una esfera perfecta, y por tanto será de suma importancia el saber dibujar una esfera en cualquier posición ayudándonos de líneas imaginarias que representen meridianos y demás, es fácil tener las referencias suficientes para que salgan “ojos creíbles”.

Una vez que dominado todo lo anterior y comprendidas todas las reglas a tener en cuenta, agregamos unos párpados a esas esferas: primero se dibujan las esferas perfectas, se les da el giro necesario (dirección de la mirada) sin olvidar la simetría perfecta, y finalmente se añaden los párpados.-Así no habrá error posible y tendremos una gran batalla ganada a la hora de enfrentarnos al dibujo de un retrato, queda un gran camino: PRACTICAR, sí, aquí hay que practicar una y mil veces para cogerle el truquillo a cada tema, así que en tu mano queda el “aprender a dibujar” o el “aprender a ver dibujos”.

Nada más, observad atentamente cada una de las miradas que son un tema de estudio individualizado, esa coordinación de los ojos, la simetría de ambos, la dirección de la mirada…esto es lo importante en el rostro y lo que dará categoría a un retrato.-El resto, la nariz, los labios, las cejas…no dejan de tener su mayor o menor importancia (que la tienen) pero si no se consiguen unos ojos bien trazados jamás habrá parecido, seguro.

Dibujo del rostro: boca, nariz, labios.

En esta ocasión vamos a ver todo lo que hace referencia a la boca, los labios, representar la sonrisa...
De entrada, decir que la boca, al igual que los ojos, presenta un plano curvado pero con una gran diferencia: este plano no es completamente regular al igual que aquellos sino que tanto el labio superior como el inferior (sobre todo el superior) presentan una superficie discontinua.
A nada que seamos observadores nos daremos cuenta que el labio superior presenta siempre un pliegue más o menos pronunciado en su parte central, y es SIEMPRE más alargado que el inferior.-Pero también nos daremos cuenta que el labio inferior es más carnoso y presenta un pequeño surco más o menos destacado en su zona central.
Donde más vamos a notar las características enumeradas es en el dibujo de una boca cerrada; enseguida se aprecia la sinuosidad de la línea que separa ambos, que será más o menos recta según el rictus de la cara. hay que olvidarse de esa tendencia a pintar la boca con ambos labios iguales en anchura, y además hacer la comisura recta o casi recta, es más curvada de lo que nos parece y a veces hasta exageradamente curvada, eso sí, nunca recta.

En el dibujo de una boca en vista de perfil no hay más complicaciones que el guardar las proporciones del rostro, Carnosidad de los labios, sombras proyectadas por el labio inferior sobre la barbilla, y algo ¡muy importante!, nunca dibujar la comisura de los labios a base de una línea perfectamente trazada, debe hacerse a base de sombras que dejen intuir esa unión, para el dibujo de los labios hay que usar pocas líneas remarcadas, se deberán "construir" a base de sombras, y en el caso de decidirse a pintar el rostro con óleo u otro medio, pues igual, se construirán a base de sombras (sienas, rojo, amarillo...e incluso algo de verde y azul...enfin.

Para dibujar una boca expresando más o menos alegría mediante la risa.hay que evitar la tentación de pintar los dientes uno a uno bien retocaditos, lo único que se conseguirá será un rostro desagradable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada